A... L... G... D... G... A... D... U...

Or... del Valle de México a 26 de Mayo del año 2014 E... V...

S... F... U...



La primera referencia indirecta de la relación entre rosacruces y masones aparece en un poema editado en Edimburgo en 1638, que en una de sus estrofas dice: Porque somos hermanos de la Rosa Cruz, tenemos la Pal... del Mas... y una segunda vista, podemos predecir correctamente las cosas que vendrán. El texto se refiere a los poderes mágicos de los rosacruces, entre los que aparece la Pal... del Mas....

En la masonería primitiva se menciona la pérdida del idioma original, circunstancia que aparece reiteradamente en el simbolismo masónico moderno y que se encuentra también en la cábala hebrea. Pero es en el grado 18° del Rito Escocés Antiguo y Aceptado en donde esta cuestión aparece con más claridad. En la apertura de los trabajos, los VVig... anuncian a los caballeros: Venimos a buscar la Pal... Per... y con vuestra ayuda esperamos encontrarla. Gran parte de la ceremonia de ascenso a este grado gira en torno de esa búsqueda y su punto culminante es su hallazgo. Los trabajos se cierran a la hora en que la Pal... Sag... fue hallada, cuando la Pied... Cub... se transformó en rosa mística. También en el Rito de Kilwinning uno de los más antiguos aparece la Pied... Cub... sobre la que se coloca una rosa marchita. De igual modo que en el rito anterior, los caballeros lamentan la destrucción del Templo y marchan a un lugar desolado y oscuro en busca de la Pal... Per...

Un antiguo ritual de 1887 dice que cuando la Pal... Per... ha sido encontrada, el hombre recobra los derechos de su antiguo origen y la naturaleza se yergue. Es posible que esta tradición ya estuviese presente en la Mas... inglesa a la llegada de los manifiestos rosacruces y que las tradiciones referentes a la pérdida de la Pal... Sag... fueran introducidas con anterioridad por los cabalistas cristianos, de modo que las primeras sociedades rosacruces creadas en Inglaterra encontraron la “Pal... del Mas...” en coincidencia con su propia tradición.

El primer documento impreso que prueba el vínculo entre masones y rosacruces es un opúsculo masónico del año 1676 que dice: Se avisa que la Asociación Moderna del Listón Verde, junto con la Antigua Hermandad de la Rosa Cruz, de los Adeptos Herméticos y de los Masones Aceptados, tienen la intención de cenar todos juntos el próximo 31 de noviembre de 1676. Podría decirse que toda la doctrina masónica está contenida en las leyendas que dan vida a cada grado y que estas son transmitidas en el seno de las logias y los capítulos, en la Casa del Templo: El Templo de Jerusalén. Es importante aclarar que la masoneria no tiene influencias exclusivamente europeas, medievales, sino mucho mas atrás en el tiempo. Entre la Masonería y el Rosacrucismo ocurren fenómenos como los ríos que cada uno posee su cause, pero confluyen por momentos a lo largo de su recorrido. La Hermandad Rosa Cruz es el producto del esfuerzo individual de un conjunto de hombres que habían alcanzado un grado de sabiduría que excedía la media de su tiempo. La influencia de los rosacruces en la francmasonería se presenta en muchos grados y niveles dentro de la masonería. El factor rosacruz dentro del vasto campo del ocultismo moderno, es un puente entre la época del Renacimiento y la revolución científica, como la bisagra, el eje de transición entre el mundo mágico de los grandes filósofos renacentistas y el nacimiento incipiente de la investigación científica tal como se concibe en la actualidad.

Los rosacruces irrumpieron en Europa en pleno siglo XVII, en una época marcada por transformaciones profundas, en momentos en que la cristiandad se resquebrajaba en pedazos y Roma perdía el control sobre los vastos territorios del norte ganados por los reformistas protestantes. Su comienzo referencial se fija en 1517, un siglo antes de la irrupción de los rosacruces, cuando Martín Lutero, teólogo alemán nacido en 1483, proclama sus famosas 95 propuestas, anunciando la Reforma, en un panfleto clavado en la puerta de la iglesia de Wittemberg. Es por ello que el movimiento rosacruz no puede concebirse sin la influencia humanística del Renacimiento, sin la tragedia espiritual de la Reforma y sin el anhelo de un conjunto de almas nobles que creían en la posibilidad de unificar nuevamente a la raíz espiritual de Europa. Sin embargo, mientras la Reforma protestante es religiosa y política, la Reforma Rosacruz es filosófica, teosófica y mística. A ellos debemos la fusión de tres corrientes que marcaron un hito en la historia del pensamiento: El Hermetismo, la Alquimia y la Cábala, de allí su influencia posterior en todas las órdenes iniciáticas que surcaron el firmamento europeo en los siglos posteriores, pero muy especialmente en la francmasonería.

La influencia ejercida por estas corrientes sobre el pensamiento de intelectuales y científicos, dio su impronta a la era de las Utopías, como la que describe Francis Bacon en La Nueva Atlántida, que inspiraría los sueños de la nación americana. Estos personajes no sólo influirán notablemente en el rumbo de la ciencia moderna sino también en la utopía de una República perfecta que se verá plasmada en el sueño de los Padres Fundadores de los Estados Unidos de América. Bacon es considerado una de los Grandes Maestres de la Orden Rosacruz. Existen razones de peso y un nutrido archivo documental que permiten afirmar que la Hermandad Rosa Cruz no sólo fue una corriente de pensamiento o una Reforma paralela sustentada en la búsqueda de nuevos horizontes científicos y de fuerte contenido místico. La imagen que ha perdurado respecto del rosacruz de la época de los manifiestos, es la de un sabio que vivio en Chipre, Arabia Saudita, Egipto, Turquia, Marruecos, España y regreso a Alemania, fue un solitario, dedicado a la ciencia, tal como se la entendía en aquel momento recordemos que en el siglo XVII la palabra química era sólo un sinónimo de alquimia inmerso en experimentos en torno a las fuerzas elementales de la naturaleza, la transmutación de los metales y la búsqueda de la Piedra Filosofal.

Si hubiese que definir un término que simplificara el sentido de su trabajo, diría que el rosacruz de aquella época primigenia es el prototipo del hombre que realiza la Gran Obra y que ese es su principal secreto. En el año 1614 en Alemania se publico el libro, la Fama Fraternitatis (La llama de la Fraternidad) La Hermandad de la Rosa Cruz. Esta nueva cofradía, integrada por adeptos capaces de curar, de dominar a las fuerzas de la naturaleza y de poseer los antiguos secretos de las escuelas de Oriente. La primera parte del manifiesto está dedicada a un análisis de la situación del mundo y al planteamiento de una reforma general en el orden religioso, político y social. Se sostiene que las iglesias ya no son el marco excluyente de la salvación sino que ésta es consecuencia del esfuerzo individual, de la purificación del corazón y de un impulso de naturaleza mística. Establece puntos de encuentro entre la antigua tradición judía, la que heredó Adán después de la caída y que practicaron Moisés y Salomón y las doctrinas esotéricas del mundo clásico. Lo que establecieron Platón, Aristóteles o Pitágoras; lo que confirmaron Henoch, Abraham, Moisés y Salomón; allí donde la Biblia coincide con el Libro de las Maravillas.

Los rosacruces ofrecían al mundo moderno un amplio espectro y único de la Sabiduría Antigua. Luego trata acerca de la organización de la Fraternidad y describe la historia de su fundador, quien es presentado en un principio sólo con las iniciales C. R. Al generar un nuevo método de acceso al conocimiento y al inspirar un nuevo modelo de organización política, estos hombres, mezcla de místicos y científicos, crean, literalmente, el futuro. Es importante mencionar que al realizar un estudio referente al origen de la Orden Rosacruz no debemos tomar a Martín Lutero en 1483, como la época referente del inicio Rosacruz, sino más atrás en el tiempo; realizando dos estudios relevantes uno en El Priorato de Sion (La Prieure’ de Sion) fundada por Godfroi de Bouillon en 1090 y porque Jean de Gisors 1188 hace que el Priorato de Sion adoptara el subtítulo de "Orden de la Rosa Cruz Veritas" usando la rosa cruz como insignia hasta 1306. El segundo estudio debe ser en el Egipto Antiguo, estudiando a Orsemessus sabio Egipcio de Alejandría en el 46 A.C. su orden creada, la Iglesia Copta y el Concilio de Calcedonia. Este estudio se complementa con Tutmosis III Faraón de la XVIII Dinastía, 1480 - 1426 A. C., la Orden de los Kheri-Hebs y las transformaciones que Neferjeperura Amenhotep (Akhenatón).

Por otra parte la influencia judaica en la masoneria aun cuando nuestros modernos ritos y símbolos masónicos son derivados de Egipto, nos han llegado, en su mayor parte, a través de los judíos. La tradición que más ha tenido influencia sobre nuestra moderna Masonería es la de los Misterios Judíos, de manera que la mayoría de nuestras ceremonias y signos están vertidos en una forma judía. Los Misterios Judíos, cuya tradición fue llevada a Roma, de donde pasó a los Colegios y de ellos a las fraternidades medievales, emergiendo finalmente en los rituales especulativos de los grados de la masonería, en el siglo XVII, en el Santo Real Arco y el grado de Maestro Masón Mark. Los Misterios Judíos son la fuente de nuestra presente tradición, pues los tres grados de la Hermandad son, la base de todo el sistema de iniciación Masónica, son el estuche de las reliquias de los Misterios Menores y Mayores de Egipto, únicos que pueden ser llamados grados, en su forma original. Salomón, Rey de Israel, construyo el Templo al Dios Unico, que se convirtió en el arquetipo de los templos en la civilización occidental, y un motivo central en las tradiciones masónicas en todos sus grados, el modelo del Templo ideal que construye cada Masón en el interior de su corazón.

El Templo del Rey Salomón aparece ya en las antiguas obligaciones de los constructores operativos, existentes en la Edad Media, y es fuente de muchas leyendas y características del simbolismo en distintos grados masónicos. Dentro de la historia de la masonería existe el postulado de que la misma tiene sus orígenes en el rey Salomón y en la construcción de su templo. Salomón caracterizó los grados masónicos y formuló un programa para cada uno de ellos. El primero, de aprendiz, contenía las pruebas físicas preparatorias a los que se sometía a los aspirantes en las iniciaciones de los misterios egipcios. El segundo, de compañero, encerraba las enseñanzas que los sacerdotes daban a aquellos durante el curso preliminar que precedía a la iniciación, y las conferencias y exámenes que tenían lugar para su calificación en virtud de los resultados obtenidos. Por último, el tercero o sea el de maestro.

Las Constituciones de Anderson basan los orígenes de la masonería en la Biblia. Así, se explica por ejemplo que la legendaria Arca de Noe fue fabricada según los principios de la geometría y las reglas de la masonería. Esa Arca habría sido fabricada en madera de gofer, contrariamente al Arca de la Alianza, cuyo material fue la madera de acacia.

Termino este desbaste mencionando que los orígenes de la masonería y su relación con las influencias judaicas y rosacruces la han enriquecido en gran medida. Siempre hay alguien que sabe más, que puede mas o que tiene más e independientemente de donde provenga el conocimiento y de lo antiguo que pueda ser, es enriquecedor a nuestra experiencia de vida y de nosotros depende hacer el análisis de la conveniencia del mismo en nuestra vida y en nuestras decisiones.

Es Cuanto.

A... M... Victram (VMRL)

Olvida las injurias. Devuelve bien por mal. No abuses de tu fuerza, ni de tu superioridad.

JSN Epic Template designed by JoomlaShine.com